Represión institucional al centro social La Matriz

El centro social de la localidad madrileña de Ciempozuelos, fue víctima de un montaje político, que lo ha sumido en una custodia constante por parte de la policía.

El centro social La Matriz, ubicado en la localidad madrileña de Ciempozuelos, fue víctima de un montaje político, que lo ha sumido durante varios días, en una custodia constante por parte de la policía antidisturbios y de la Guardía Civil.

Un bulo pertrechado por la ultraderecha difundido por whatsapp y redes sociales, es finalmente tenido en cuenta por el Gobierno local y la Delegación de Gobierno, llegando incluso a filtrarse a los medios de comunicación sin tan siquiera sostenerse con pruebas fidedignas. Dicho montaje consistía en relacionar el centro social, constituido por colectivos de izquierda y libertarios, con el entorno radical proetarra, simplemente porque había programado un debate que trataba de la problemática que hoy día se vive en el País Vasco. Es preciso decir, que sin haber una obstinación en este ni en otro tema en concreto, el centro no se salía de la dinámica habitual de cualquier foro crítico que hay por todo el Estado donde se exponen los problemas socio-políticos de la actualidad.

Sin embargo, llama la atención como la atribución de algo tan inverosímil, al centro cultural de esta localidad tan alejada del contexto al cual se refiere, pudo llegar a sostenerse desde la lógica. Igualmente de insólito, es la cobertura que ha tenido la ultraderecha para poder influir en la esferas institucionales gobernadas por el PP e incluso dar el salto a los medios de información considerados serios. Se podría considerar que tal proceder ha generado un ejercicio represivo desde las instituciones que ha debilitado a los colectivos de jovenes ciempozueleños, contrarios a las políticas impuestas desde los poderes fácticos que cada vez más afligen a la sociedad y por ende, más reacciones suscitan.

Los hechos acaecidos tuvieron mayor resonancia el pasado viernes 16 de enero, cuando por la supuesta amenaza de un ataque ultraderechista que estaba convocado por internet, la Guardia Civil actuó cercando el acceso a la Matriz y cacheando a sus integrantes y a los manifestantes que se encontraban en las inmediaciones apoyando al centro.

Desconcierta el trato recibido a los propios vecinos de la localidad cuando son amenazados por grupos violentos de la ultraderecha de fuera del municipio. La actuación policial en todo momento fuera de lugar y desproporcionada, ha imprimido una mala imagen a la Matriz con su entorno, a pesar de que para entonces el bulo estaba ya desmontado desde la Delegación de Gobierno.

Fotos y texto
C.M.Homer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s